América Latina y Europa se miraron en un mismo espejo

13 de marzo de 2015

El panel que cerró la primera jornada del Foro estuvo integrado por Ignacio Ramonet, Iñigo Errejon, Álvaro García Linera y Ricardo Forster.

Una mesa de debate dedicada a América Latina y Europa cerró, durante la noche del jueves 12 de marzo, la primera jornada del Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad, un evento organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, a través de la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, a sala llena en el Teatro Nacional Cervantes y con amplia repercusión internacional.

La señal de la TV Pública que transmite el Foro en Internet, además de estar inserta en los sitios del Ministerio de Cultura, la Radio Nacional Argentina y el Canal, ha sido embebida en más de cien páginas web de comunicación, universidades, organismos de gobierno, sindicatos, organizaciones de la sociedad civil y organismos de derechos humanos. Más de un 35 por ciento de esos sitios emiten desde otros países: Bolivia, Brasil, Venezuela, Uruguay, Chile, España, Ecuador y los Estados Unidos.

El último panel estuvo integrado por el director de Le Monde Diplomatique en español, Ignacio Ramonet; el secretario político de Podemos, Iñigo Errejon; el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera; el secretario nacional de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, Ricardo Forster, y el Doctor en Filosofía Diego Tatián, quien fue el encargado de moderar.

Tatián destacó que durante los tres días en que se desarrollará el Foro, hasta el sábado 14 de marzo, el objetivo es “tratar de interpretar un conjunto de cosas nuevas. Representa una excelente oportunidad para empezar a perforar el neoliberalismo”.

“Es importante poner en espejo a América Latina y Europa, es un diálogo necesario porque lo que está en juego es el mundo”, dijo Tatián. El moderador de la mesa también tuvo palabras hacia Venezuela y subrayó que, “si tocamos la democracia en alguna parte, estamos tocando la esperanza democrática en el mundo entero”.

Al tomar la palabra, Ramonet dedicó su primera frase a Venezuela: “Esta noche tenemos que expresar una vez más nuestro sentimiento en este momento en que Venezuela ha vivido una intentona golpista el último 12 de febrero. Y, por otra parte, ha padecido esta amenaza formulada por el presidente de los Estados Unidos, lo cual deja suponer toda una serie de operaciones que pueden poner en peligro la revolución bolivariana. Por eso, quisiera que expresáramos nuestra solidaridad, porque Venezuela somos todos”.

Respecto al Foro, Ramonet manifestó su punto de vista: “Lo veo como un momento necesario de reflexión y de introspección. Estamos a 16 años de la primera toma de posesión de Hugo Chávez, que fue el presidente que abrió esta vía. Chávez vive y está aquí, porque el espíritu de Chávez nos habita”.

“Estas ideas tienen el apoyo popular, por eso también no es casualidad que se estén produciendo ataques en varios países. Como si, en definitiva, la oposición o las fuerzas conservadoras internacionales, que han creído poder apostar por el libre juego democrático, estuvieran ahora convencidas de que si la democracia funciona correctamente, estas ideas se van a mantener por largo tiempo. Entonces hay que torpedearlas, como se está haciendo en Venezuela”, continuó Ramonet. “Esta neo-revolución latinoamericana no sólo ha devuelto la dignidad a los ciudadanos sino que ha devuelto la emancipación, la autonomía, la soberanía, a los Estados latinoamericanos”, finalizó.

Una de las exposiciones más celebradas fue la del secretario político de Podemos. “Por primera vez venimos con la cabeza alta a decir que nosotros tampoco nos resignamos y que sí se puede”, alentó Errejon. Durante su disertación, habló sobre la actualidad política de España y señaló que “hay una crisis de régimen, pero no de Estado. En España no hay presidentes que se escapan en helicóptero. Está en crisis un modelo de desarrollo que expulsa a sus mejores jóvenes, donde se acepta ser la periferia de la Unión Europea”, enfatizó.

“La situación política actual es una posibilidad de cambio histórico. Después de un ciclo largo de protesta, de enfado, hoy estamos en condiciones de decir que hay un trabajo en marcha, que hay una voluntad popular nueva”, resaltó Errejon.

Sobre el 15M, movimiento social que dio inicio a Podemos, Errejon destacó que “construyó un nuevo clima de época”. Asimismo, recordó una de las manifestaciones más fuertes que convocó su fuerza política en el último tiempo. “La del 31 de enero en la Puerta del Sol, en Madrid, fue una convocatoria muy diferente a las últimas que tuvimos en España; venimos de años de manifestaciones en negativo, de gente que se quejaba, y nosotros convocamos con una consigna sola que decía ‘Es ahora’”.

“Creemos que en este momento político, lo electoral es un terreno fundamental, estamos en condiciones de recuperar nuestro país”, mencionó Errejon.

Por su lado, Forster, destacó “la importancia que tiene este momento histórico en que, en América del Sur, se están jugando cosas tan significativas. Sentimos de nuevo que del otro lado del Atlántico ya no llegan simplemente pensamientos muertos, agotados, domesticados, y de dominación, sino que también desde Grecia, desde España, de nuevo surge la mirada crítica, la intención política, el deseo de construir sociedades más justas”.

“Este Foro tiene que ser un comienzo, un punto de partida para un diálogo que sea a su vez una hermandad entre proyectos populares, democráticos, de emancipación, igualitarios. Que hoy, insisto, cada uno con su especificidad, con su lengua, con sus tradiciones, pero todos juntos, imaginando que efectivamente se puede, hoy y ahora, construir una sociedad mejor”, dijo Forster para finalizar.

El último orador fue el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, quien también tuvo palabras para Venezuela: “América Latina está jugando su destino en Venezuela. Si Venezuela cae bajo las garras de una intromisión, de una invasión, de una injerencia directa o indirecta, América Latina ha perdido. Porque Venezuela es la llave de América Latina. Fue el inicio y no debe ser el fin. Al gobierno norteamericano les decimos: ustedes son un peligro a la soberanía latinoamericana, nosotros no somos peligro para nadie”.

Asimismo, García Linera reflexionó que “las revoluciones, los progresistas, tenemos que tener la capacidad de autoevaluarnos permanentemente. En América Latina ya llevamos casi 15 años de este proceso extraordinario, nunca antes superado en su irradiación”.

“Es una obligación de los gobiernos progresistas y revolucionarios tener la capacidad de crear un régimen económico sostenible, redistributivo, generador de riqueza y de igualdad. No es un tema menor”, pidió García Linera.

El vicepresidente de Bolivia cerró con un mensaje a los ciudadanos del viejo continente: “A nuestros hermanos europeos, los argentinos, los bolivianos, les decimos que vemos lo que está pasando en Europa como si estuviéramos viendo una película ‘retro’. Lo que les ha pasado a ustedes ya lo hemos visto, nos ha pasado a nosotros. Lo que está pasando ahorita en Europa es lo que pasó en América Latina hace veinte años atrás, y el resultado fue una noche terrible”.