Museo Histórico Nacional

Se puede visitar de miércoles a domingos y feriados, de 11 a 18


Museos
CABA

El Museo Histórico Nacional exhibe distintas exposiciones permanentes y salas de exposición, que pueden visitarse de miércoles a domingos y feriados, de 11 a 18. A partir del mes de marzo, las visitas guiadas destinadas al público en general se realizan los días miércoles a las 12 y a las 16, jueves y viernes a las 13 y 16, y sábados, domingos y feriados, a las 14:30 y 16:30,  y se organizan por orden de llegada, sin reserva previa. Visitas guiadas en inglés: jueves y viernes a las 12.

Podés visitar el museo de miércoles a domingos (y feriados) de 11 a 18.

Entrada gratuita.

Para coordinar visitas especiales con turno, tanto en inglés como en castellano, comunicarse a educacion@mhn.gob.ar.

Exhibiciones permanentes

Pasos de Libertad

La muestra aborda el Congreso de Tucumán desde sus antecedentes hasta las guerras por la Independencia. En ella se exhiben objetos que pertenecieron a los congresales como el timbre usado por Belgrano y los gobernadores de Tucumán, el tintero de la Independencia y el de Álvarez Thomas, el espadín de Antonio González Balcarce y el troquel para tarjeta de visitas de Tomás Godoy Cruz. Además, integran la muestra pertenencias de los militares y personalidades que formaron parte de la vida social de aquella época tales como el cordón de oro del Gral. Juan Gregorio Las Heras, el falucho, el poncho y el catre del Gral. José de San Martín, la mantllla y el abanico de Carmen Larraín de Las Heras y la banda patriótica de Serafina Hoyos de Arenales entre otros. Además, entre la gran cantidad de objetos que se exhiben, se destacan óleos emblemáticos como la "Revista de Rancagua", de Juan Manuel Blanes.

El cruce de los Andes

El 15 de febrero de 2017, se inauguró esta sala a fin de recordar este hito sin precedentes en la historia universal. El cruce, que se inició en enero de 1817,  se realizó a una altura promedio de 3000 metros, a través de seis pasos distintos; dos columnas principales cruzaron por el paso de Los Patos, al mando de Soler, O'Higgins y San Martín, y por el de Uspallata, al mando del general Las Heras. Las otras cuatro columnas menores avanzaron por pasos al sur y al norte, con el objetivo de confundir y distraer al enemigo. Un vez en Chile las filas principales se reunieron y avanzaron sobre los realistas que fueron vencidos en la batalla de Chacabuco el 12 de febrero de 1817.

Para recordar esta noble epopeya, se exhiben algunas pertenencias de los héroes que participaron del Ejército de los Andes. Entre ellas, las condecoraciones recibidas por los jefes, oficiales y soldados del Ejército Sanmartiniano  en las campañas libertadoras, el cordón entregado a Angel Pacheco por la batalla de Maipú , la banderola guía de la columna a cargo de  Las Heras, además de su poncho y un retrato de su figura realizado por José Gil de Castro.

Dormitorio del Gral. José de San Martín

Este recinto modesto es la reconstrucción exacta de la habitación donde el Libertador pasó los últimos días de su vida. Pertenece al edificio de la Grande Rue Nº 105 en la ciudad de Boulogne-sur-Mer (Francia), donde San Martín ocupaba un piso. Está constituido por los muebles originales que conformaban su dormitorio. Se destaca, en primer término, una sencilla cama de hierro con una colcha y dosel de cretona floreada, un lavabo, un armario-escritorio de caoba, una mesita de centro y un sofá estilo Imperio, entre otros muebles, además del retrato del libertador Simón Bolívar en una de sus paredes

Sala del Sable Corvo de San Martín

El sable es el arma que acompañó a San Martín durante la Guerra de la Independencia y que legó a Juan Manuel de Rosas. Fueron sus descendientes quienes decidieron donarlo al Estado Nacional, en 1897, bajo la custodia del Museo Histórico Nacional.

Conquista y Orden Colonial

Este espacio consta de dos salas. Una dedicada al orden colonial temprano (siglos XVI a XVIII) y la siguiente, al Virreinato del Río de la Plata (creado a fines del siglo XVIII).

Presidencias Históricas (1853-1910)

Pueblos Originarios

El espacio ofrece una gran variedad de objetos y elementos pertenecientes a las diversas culturas, grupos étnicos y organizaciones sociales que hacen posible un recorrido por los distintos momentos históricos de quienes vivieron, y viven, en los territorios y regiones que conforman la actual Argentina.

Revolución de Mayo y Guerra de la Independencia

El recorrido de este espacio comienza con las invasiones inglesas que dieron inicio a la crisis del orden colonial (1806-1807). Objetos como el bastón de Santiago de Liniers, una bandera del Tercio de Gallegos –rica en símbolos– y caricaturas británicas sobre estos episodios delinean el recorrido.

Autonomías Provinciales y Época Federal

Este espacio está orientado a relatar la complejidad política y social del período que comienza con la caída del poder central que unificaba al conjunto de las provincias en 1820 y concluye con la derrota de Rosas en 1852, de la mano de las fuerzas del Litoral lideradas por Justo José de Urquiza, con la participación del Brasil, Uruguay y Paraguay.

Símbolos Patrios

La bandera que se encuentra en exhibición en esta sala es una de las más antiguas que se conserva, conocida como “Bandera de Macha”, que acompañó a Belgrano en la campaña del Norte. Recién sería adoptada oficialmente por el Congreso de Tucumán en 1816.

Sociedad Porteña en 1810

La sala reconstruye una de las formas de sociabilidad de la elite en la época de la Revolución: las tertulias, una costumbre generalizada especialmente entre las familias aristocráticas.

Las armas del pueblo

América del Sur conquistó su independencia mediante una guerra con origen en los levantamientos andinos de 1780, la lucha contra los ingleses en 1806-1807, la sublevación de Chuquisaca y La Paz de 1809, que después de la Revolución de Mayo de 1810 se extendió por toda su geografía hasta la batalla de Ayacucho en 1824. En la sala se exponen las armas con las que el pueblo luchó por su independencia y soberanía.

Sala Presidencias Históricas (1853-1910)

Después de la batalla de Caseros (1852) se abrió el período de la sanción de la Constitución y de la organización del estado nacional que no pudo realizarse porque Buenos Aires se separó del resto de la Confederación durante una década.     
Tras la batalla de Pavón (1861), ese proceso se desarrolló bajo la hegemonía y centralización de Buenos Aires, con el sometimiento de las montoneras federales de las provincias. Se dio prioridad a la economía pampeana agroexportadora incorporando a la Nación al mercado internacional como exportadora de bienes primarios e importadora de manufacturas.

Reserva Visitable

Este espacio, que aloja el patrimonio de la institución de manera ordenada, fue inaugurado el 17 de julio de 2014. Y puede ser visitado solicitando turno a informes@mhn.gob.ar.