“Fragmentos de memorias”: objetos para enriquecer la historia y la memoria
“Fragmentos de memorias”: objetos para enriquecer la historia y la memoria

“Fragmentos de memorias”: objetos para enriquecer la historia y la memoria

Museos
El Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur inauguró una muestra basada en la experiencia de la guerra

La muestra comenzó a gestarse en el 2016, con la campaña: “Mi foto de Malvinas”, lanzada con el objetivo de recibir donaciones fotográficas tomadas por soldados o particulares relacionados con la guerra. Entre ellos, se destacan cables emitidos por diversas agencias de noticias, una carta enviada por un soldado desde las Islas en mayo de 1982, un chaleco salvavidas de uso reglamentario en las fuerzas armadas británicas, un casquete bautizado por los propios soldados como un panoca (pa' no cagarse de frío), un cassette con la grabación de un bombardeo, antiparras para protegerse del polvo y el viento, o esquirlas de artillería. El conjunto de objetos forman parte de “Fragmentos de memorias”, la exposición inaugurada el 11 de mayo.

“Lo que tratamos de hacer aquí es poner en valor la idea de que la memoria es una construcción colectiva y que en el caso particular de nuestro museo es imprescindible el aporte de quienes atesoran recuerdos que tienen que ver con la guerra del '82, pero proyectándonos más allá, pensando que a partir de este primer envión vamos a poder ampliar nuestras colecciones en relación con la historia larga de Malvinas y del Atlántico Sur”, sintetizó Federico Lorenz, director del Museo, en la inauguración.

Por su parte, el Ministro de Cultura de la Nación Pablo Avelluto destacó: “a todos nos atraviesa la experiencia de 1982. Todos tenemos nuestra memoria atravesada por la experiencia de la guerra. El desafío de construir una memoria que abarque a todas las memorias es enorme, y todavía está por hacerse. Esta muestra es un paso importante. Más allá de encontrarse con objetos, se van a encontrar consigo mismos, con una parte de nuestra historia, de nuestra historia común”.

En términos del valor que adquiere el intercambio de experiencias y vivencias en pos de enriquecer la historia y la memoria, Lorenz sostuvo la importancia de “estar dispuestos a someter a prueba nuestros recuerdos, no en términos de verdad o mentira, sino en términos de entender que alguien a lo mejor recuerda las cosas de una manera diferente, y eso no nos transforma en antagonistas sino en cohabitantes de un mapa muy complejo. De ahí la idea de fragmentos que entran en diálogo con otros”.

Las muestras “Fragmentos de memorias” y “Mi foto de Malvinas” pueden visitarse hasta mediados de septiembre, de miércoles a viernes de 9 a 17, y sábados, domingos y feriados de 12 a 20. La entrada es libre y gratuita.