Eruca Sativa: “Estamos viviendo una época de mucha más aceptación de la mujer en el rock”
Eruca Sativa: “Estamos viviendo una época de mucha más aceptación de la mujer en el rock”

Eruca Sativa: “Estamos viviendo una época de mucha más aceptación de la mujer en el rock”

Música
Verano
La banda tocó con Pinamar como parte de los festejos por los 50 años del rock nacional
Otros artículos que te pueden interesar
Celeste Carballo: "Las canciones que están en el inconsciente colectivo no pertenecen a una época"
La cantante y compositora cuenta cómo fueron sus inicios en la música y postula a tres grandes músicos como guías del rock nacional

Son una nueva generación del rock. Frescos, con fuerza y una música arriesgada que, lejos de temerle al cambio, apela a él para hacer de Eruca Sativa una banda en constante transformación. Formado por Luisina “Lula” Bertoldi (voz y guitarra), Brenda Martin (bajo y coros) y Gabriel Pedernera (batería y coros), el grupo nacido Córdoba, allá por el 2007, ya lanzó cinco discos: La Carne (2008), Es (2010), Blanco (2012), Huellas digitales (2014) y Barro y fauna (2016).

Con motivo de los festejos por los 50 años de rock argentino, el trío se presentó en Pinamar el 11 de febrero, en la tercera fecha del homenaje que organiza el Ministerio de Cultura de la Nación.

Antes de su paso por la Costa Argentina, Eruca recorrió sus orígenes, su sentimiento por el rock nacional y los grandes referentes que los inspiran a estar siempre en movimiento.

-¿A qué remite el nombre de Eruca Sativa?

Lula: Veníamos de tocar en otros grupos y nos pareció que el nombre tenía que hablar de la metamorfosis que estábamos viviendo en nuestras vidas. El significado literal de Eruca Sativa vendría a ser “oruga salvaje”. Nos parecía que representaba a la perfección lo que estábamos buscando.

Brenda: Uno conoce la personalidad de la banda recién al tiempo de arrancar, después de ponerle el nombre. Lo loco es que nos encontramos con que Eruca Sativa respondía perfectamente a la personalidad de la banda. El nombre refiere a esa trasformación por la que estábamos pasando, a ese estado de pasar de ser una cosa a otra. La oruga salvaje representa para nosotros ese proceso por el cual nosotros vivimos el origen, pero también la vida de la banda, que no es estática y está en constante transformación. No hablo de evolución porque sería desmerecer lo primero, que tiene mucho de fresco y de original, de crudo, toda esa vertiginosidad de cuando uno recién se junta.

-¿Qué pasa con esa frescura con el paso del tiempo?

Brenda: Se va renovando y transformando en cosas distintas. Siempre lo comparo con lo que sucede en cualquier relación. El amor por un otro se va transformando; es un amor que va mutando y va pasando por distintos momentos. En nuestro caso somos muy amigos, y ese amor también se ha ido modificando en el tiempo.

Lula: Siempre sentimos que es nuestro momento. Y esto tiene que ver con que coincidimos en una forma de ver la vida, y con ser cada uno de nosotros la Alicia de su país. La banda se renueva permanentemente y siempre es nuestro momento.

-Eruca tuvo unos meses de alto obligado por el nacimiento de sus hijos, que coincidieron en el tiempo. ¿Cómo se transformó la banda a partir de la maternidad de ambas?

Brenda: Desde que quedé embarazada hasta hoy pasé por distintas etapas. A partir del nacimiento de Emilia sentí una especie de desafío de poder repartir la energía entre tener vitalidad para transmitir a los demás y componer y para poder dedicarle el 100 por ciento de esa energía a ese nuevo ser que depende de una. Está buenísimo lo que se siente, como si estuviese duplicada... Pasé por estados anímicos diferentes y me brindó una especie impunidad y seguridad con respecto a cómo pararme dentro del arte, entendido como medio general de expresión hacia la vida.

Lula: Tener un hijo te cambia mucho. Uno empieza a sentir la intensidad de los momentos. Siento que ahora los disfruto y vivo más intensamente. ¡A veces en el colectivo no sé qué elegir para hacer en esa media hora libre!

-¿Cuándo nace para ustedes el rock nacional?

Lula: Todos celebran el aniversario del rock por Los Gatos, por “La Balsa”, y los Beatles que pasan a ser cantados en castellano. Para mí Charly y Spinetta han sido quienes iniciaron esa movida. Sui Generis, Serú Girán, Almendra, Manal, Vox Dei, toda una movida de bandas que arrancan con esas sonoridades que yo creo que caracterizan el rock nacional. Esto es muy personal. Hoy escuchas a una banda que hace ese estilo de música y uno dice: "esto es rock nacional".

Brenda: Cuando pienso en rock nacional lo primero que se me viene a la mente es Luis Alberto Spinetta, Fito Páez, Charly García… tiene que ver la escuela de cada uno. Ellos son mis grandes referentes.

-¿Con qué sentimiento identifican el rock?

Brenda: A mí me da sentimiento de identidad. El rock nacional me hace sentir argentina. Me decís Charly y me siento yo, caminando por mi barrio, en Córdoba. Es un género que marcó mi adolescencia, mi ideología, mi forma de vivir. La música te cambia para siempre, hay un antes y un después de escuchar una idea por primera vez, un sonido o algo que te emociona. La música es fundamental en la vida de las personas.  

Lula: La identidad que tiene el rock acá es tan fuerte como el rock nacional de Brasil: tiene esa fuerza, eso es muy de acá. México tiene mucha fuerza también; pero creo que la Argentina es de esos pocos países que ha logrado una gran identidad en su rock. En América Latina uno dice Gustavo Cerati o Soda Stereo y ya saben de quiénes hablamos; es como decir Messi o Maradona.

-¿Cuán igualitario es, detrás del telón, el mundo del rock?

Lula: Estamos viviendo una época de mucha más aceptación de la mujer en el rock. No creo que se me haya presentado alguna dificultad, en ninguna de las bandas de las que formé parte. Tuve más problemas por temas de egos que de género, con hombres y mujeres por igual.Brenda: Yo sí sentí cierta invisibilidad, hasta que me abrí camino y me hice respetar. En situaciones que tienen más que ver con cuestiones técnicas, muchas veces te hacen sentir como si no existieras; hablan directamente con los hombres, como si no supieras prender el equipo. Ahora por suerte estamos relacionándonos mucho mejor. Pero sí se siente; si prestas atención todavía hay algo de eso, de hacerte sentir invisible.

-¿Qué les depara el 2017?

Lula: A fines de febrero estaremos en México, con un show en el DF y en el Cosquín Rock de Guadalajara; en marzo presentamos nuestro nuevo disco “Barro y Fauna” en Córdoba y Rosario, y el 22 de junio en el Luna Park.