acción

Ajedrecear

Para difundir y promover el ajedrez en todo el país

Ajedrecear es una iniciativa del Ministerio de Cultura de la Nación cuyo objetivo es la difusión y promoción del ajedrez en todo el país como parte del patrimonio cultural de los argentinos. Desarrolla una amplia variedad de actividades, como clases y partidas simultáneas en las que participan los más destacados jugadores nacionales. También organiza torneos abiertos, y genera ámbitos amenos para el juego libre en diferentes localidades de todo el territorio nacional.

El juego. El ajedrez es un lenguaje universal, capaz de integrar a un amplio y heterogéneo universo de participantes, lo que lo convierte en una importante herramienta para la inclusión y la democratización del conocimiento y el desarrollo intelectual. Además, el programa Ajedrecear también contribuye a la popularización de la rica tradición del juego ciencia en nuestro país difundiendo la trayectoria de grandes maestros nacionales que supieron llevarlo a un lugar de privilegio en la competencia mundial.

Ampliamente difundido en los más diversos sectores sociales, el ajedrez es un gran impulsor del pensamiento abstracto y estratégico, un incentivo para el cálculo, la imaginación y la toma de decisiones, así como promotor de una socialidad activa entre sus cultores de todas las edades.

Durante 2014 y 2015, Ajedrecear cuenta con una exposición permanente en Tecnópolis, lugar en el que más de 250.000 visitantes ya desarrollaron diversas actividades: clases de ajedrez para todos los niveles, partidas simultáneas, torneos entre escuelas o cursos y actividades interactivas en un tablero gigante al aire libre, en un ambiente ameno y propicio para la práctica del juego. Además, tanto el stand de Ajedrecear en Tecnópolis como las demás actividades reciben la visita de los mejores ajedrecistas de la Argentina durante el fin de semana.

El programa también fue invitado a participar de la 24° edición de la Feria del Libro de La Habana, y organizó diversos homenajes a ajedrecistas desaparecidos y clases y simultáneas en más de 20 ciudades del país, en los que se repartió material didáctico especialmente elaborado para la difusión del juego.

El Equipo Olímpico de Ajedrez fue despedido con una jornada de celebraciones en Tecnópolis, de la que participaron más de 500 personas, antes de alcanzar la mejor actuación argentina en los últimos 20 años.