Museo Nacional de Arte Decorativo

Los rostros del arte. Fotografías de Roberto Graziano

La muestra puede visitarse hasta el 23 de junio ,en el Mueso Nacional de Arte Decorativo.

Los rostros del arte. Fotografías de Roberto Graziano

Para esta exposición, el pintor y fotógrafo Roberto Graziano ha organizado un desfile de retratos fotográficos de colegas artistas y referentes de la cultura –en su gran mayoría argentinos- y los ha estructurado en tres actos, en los que cada protagonista sucesivamente se presenta, se desfigura y se recompone en una suerte de tríada que se podría llamar 'rostros / aura / ámbito'.

El desfile se abre con la secuencia de rostros, donde el retratado aparece con los rasgos que lo identifican y por los cuales se lo reconoce. El mosaico puede tomarse como un abanico documental que oficia de apertura, pero más allá de la objetividad del retrato, Graziano nos anticipa trazos de la identidad interior –la identità in nuce- de cada personaje. Así lo apreciamos en el enérgico facetado de un Rómulo Macció como si fuera un busto romano de mármol de Carrara, en el colorido que enmarca a Marta Minujín, en la bonhomía irónica, tan característica y tan peculiar de Ferrari, Polesello o Seguí.

El siguiente capítulo se dedica al aura, esa experiencia que aquí se aplica a la videncia de Graziano, capaz de intuir el aura y hacerla imagen. Evanescencias, proyecciones, duplicaciones de los personajes disueltos y recompuestos por obra, sentimiento y fantasía de quien los fotografía: la cacería del fantasma, como le gusta decir a su autor. Es así como Gyula Kosice se funde con el torbellino hidro-espacial que lo alimenta, Gorriarena nos mira de reojo, envuelto en sus propios vapores, mientras una Josefina Robirosa sonriente y una Marcia Schvartz de ceño fruncido se diluyen en neblina, Polesello baila al compás de sus arpegios blanquinegros, Le Parc se duplica como espíritu cinético de sí mismo y León Ferrari parece emular el éxtasis de la Santa Teresa de Bernini.

El tercer sector abre el último acto de esta procesión de personajes, que ahora aparecen retratados en la intimidad del ámbito creativo –taller, escritorio, jardín, escenario- donde cada uno de ellos trabaja, descubre, interpreta, comunica, crea y recrea y adonde Roberto Graziano nos lleva hasta estos lugares exclusivos, en una muestra que cautivara al publico visitante.

En el Museo Nacional de Arte Decorativo, de martes a domingos, de 14 a 19.

Entrada: $10.- (martes entrada gratuita).

Jubilados y menores de 12 años, gratis todos los días.

El sábado 25 de mayo el Museo permanece cerrado.