Filiación: Augusto y León Ferrari, en diálogo

Entre agosto y noviembre, se presenta una muestra con obras de ambos artistas, en Salta y Misiones

Filiación: Augusto y León Ferrari, en diálogo

Más de un centenar de obras del artista León Ferrari y de su padre, Augusto, se exhiben en conjunto por primera vez en la muestra "Filiación", que organizan el Ministerio de Cultura de la Nación, el Centro Cultural Kirchner, y la Fundación Augusto y León Ferrari-Arte y Acervo (FALFAA), y que se exponen, entre agosto y noviembre, en Salta y Misiones.

La muestra podrá visitarse del 13 de agosto al 29 de septiembre en el Museo de Arte Contemporáneo de Salta (Zuviría 90, en Salta capital) y en Casa Arias Rengel (Florida 20, Salta capital), de martes a domingos, de 9 a 19.

En Misiones, la muestra se instalará del 9 de octubre al 29 de noviembre en el Centro del Conocimiento de Posadas (Av. Ulises López s/n, acceso oeste).

"Filiación" reúne un importante cuerpo de obras de León y Augusto Ferrari, que incluye pintura, fotografía, escultura y dibujos pertenecientes a la colección privada de la familia y que esta muestra pone por primera vez en diálogo.

La exposición da cuenta de la manera en que ambos artistas abordaron grandes temas, como la iglesia, la música, la arquitectura y la libertad de cómo enfrentarse o integrarse al mundo en los distintos momentos históricos de su vida.

"Augusto y León gozaban de una inmensa creatividad y la misma pasión, que llevó a la subordinación de sus vidas tras la consecución de su obra", destaca Susana Ferrari, hija de Augusto y hermana de León. "En sus obras, podemos ver cierta coincidencia temática: iglesias y catedrales arquitectónicas de Augusto, que vemos reflejadas en los alambres de León. Las flores, los planos, los grupos musicales, la muerte; los dos comprendían la muerte como etapa natural de la vida: tenemos esta vida porque tenemos muerte", expresa sobre los puntos de encuentro entre las obras de los dos artistas.

“Filiación” cuenta con la curaduría de Marcela López Sastre y de la Fundación FALFAA, que también está a cargo de la producción junto al Ministerio de Cultura de la Nación y el Centro Cultural Kirchner. Además, la muestra recibió el apoyo de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la provincia de Salta, el Museo de Arte Contemporáneo de Salta (MACSA), el Centro del Conocimiento de Posadas (Misiones) y Gabriela Baldoma, a cargo de la restauración de las obras.

Como parte de las actividades complementarias a la exposición, el 13, 14 y 15 de agosto, de 18 a 20, se instalará en la Casa Arias Rengel, de Salta, el taller Estampida, que permitirá al público serigrafiar diseños de los artistas en sus prendas, de forma gratuita. Además, el jueves 13 habrá música en vivo de los artistas locales Alejandro Gallo y Javier Durán.

Acerca de los artistas

Augusto Ferrari nació en 1871 en San Possidonio, Italia. Estudió arquitectura en la Universidad de Génova, pintura en la Academia Albertina de Bellas Artes de Torino, y Estilos Antiguos y Modernos en el Museo Industrial de la misma ciudad.

En 1910 colaboró con su maestro Giacomo Grosso en el proyecto de pintura y puesta del Panorama de la Batalla de Maipú para Argentina: una tela de 124 x 15 m que fue presentada en un montaje especial en forma circular y que se expuso en Buenos Aires durante los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo. Cuatro años después migró a la Argentina.

Uno de los primeros trabajos que realizó en Buenos Aires fue la decoración de la Capilla del Colegio del Divino Rostro, en Parque Centenario. En 1916, pintó la bóveda y el refectorio de la Iglesia de Nueva Pompeya, de la que construyó y decoró el claustro diez años después. En la misma época, dirigió la reforma y decoración, con más de 120 pinturas, de la Iglesia de San Miguel Arcángel, en Buenos Aires.

Hacia 1927, se instaló en Córdoba, donde construyó y pintó varias iglesias, entre ellas, la Iglesia de los Capuchinos, la más grande de la provincia. "Soy un hombre del Renacimiento", solía decir.

Murió en Buenos Aires, en 1970, a los 98 años. Uno de sus seis hijos, el artista León Ferrari, fue el principal difusor de su enorme obra, que había sido ignorada durante muchos años.

León Ferrari nació en Buenos Aires en 1920. Estudió ingeniería industrial en la Universidad de Buenos Aires y fue un artista autodidacta. Empezó a pintar y dibujar ocasionalmente a los 26 años.

Reconocido como artista conceptual, fue también un delicado constructor de geometrías, con una reflexión espacial y estética que vinculó con la música de modos originales.

En los años 50, comenzó a trabajar en esculturas de cerámica, arcilla y metal, en tallas en madera y estructuras de alambres, primero entrelazadas y luego soldadas, de las que se desprenden sus famosos ensamblajes, cajas, botellas, instalaciones y collages. A partir de estas creaciones desplegó una obra crítica, radical y perturbadora.

En la década del 70, abordó la temática política-religiosa. En 1976, publicó "Nosotros no sabíamos", una obra en la que recopiló noticias sobre la represión de la última dictadura cívico militar en la Argentina, uno de los factores que lo obligaron a dejar el país por razones políticas y a radicarse en San Pablo. Allí se vinculó con artistas brasileños con los que trabajó en diversas técnicas: fotocopia, arte postal, litografía, microficha, videotexto y libro de artista. También realizó una serie de heliografías de planos y desarrolló instrumentos musicales que empleó en varias performances.

En 1991, regresó a Buenos Aires, donde continuó haciendo arte contra la represión del poder y de la religión.

Durante sus últimos años de vida, algunos de los museos más importantes del mundo, como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y la Pinacoteca do Estado de São Paulo, en Brasil, exhibieron retrospectivas de su obra. En 2004, una retrospectiva en el Centro Cultural Recoleta fue objeto de censura, y la muestra fue reabierta por orden judicial. El episodio ocasionó uno de los mayores debates en la historia del arte argentino.

En 2007, recibió el León de Oro en la 52.ª Bienal de Arte de Venecia.

Murió en Buenos Aires el 25 de julio de 2013.