Museo Nacional de Bellas Artes

El Greco y la pintura de lo imposible. 400 años después

La muestra puede visitarse hasta el 1 de marzo, gratis, en el Museo Nacional de Bellas Artes.

El Greco y la pintura de lo imposible. 400 años después

Cuando en 1936 “Jesús en el huerto de los olivos” de Domenico Theotocópoli, el Greco, ingresó al Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) era una de las obras más relevantes de un maestro antiguo perteneciente a su acervo y, desde entonces, ha integrado los distintos guiones curatoriales de la colección permanente. Hoy, a 400 años de la muerte del artista y a casi 80 de aquel acontecimiento, el MNBA se une a los homenajes internacionales dedicados al pintor con una exposición centrada en tres de sus óleos de temática religiosa.

El Greco entendía que la pintura era un arte superior y como tal le permitía tanto la aproximación a lo real y su representación, como la plasmación de lo imposible, esa otra realidad que se escapa a los sentidos -epifanías, encarnaciones, milagros- que inevitablemente abordaba con un canon de proporciones alargadas, y originales contrastes de luz y color, alejado del modelo establecido, como puede verse en las tres obras del artista presentadas en esta oportunidad. “Jesús en el Huerto de los Olivos” del MNBA, “Jesús con la Cruz a cuestas”, de la colección del Museo Nacional de Arte Decorativo (MNAD) y, proveniente del Museo del Greco de Toledo y prestada especialmente para esta ocasión, “Las lágrimas de San Pedro”, dialogan con las de sus contemporáneosLuis de Morales, Francisco Pacheco y Mateo Cerezo (Col. MNAD), también de asunto devocional.

La exposición, curada por María Florencia Galesio, presenta además un conjunto de pinturas de artistas españoles pertenecientes a la generación del 98, óleos de algunos de sus miembros que, en la transición hacia el siglo XX, revalorizaron la figura del maestro griego.

La influencia de la producción del Greco atraviesa el siglo XX y continúa hoy. La selección de obras de los artistas argentinos contemporáneos Daniel García, Román Vitali y Luciana Rondolini, revelan sus conexiones con la historia del arte y señalan su vigencia.

Completa la exposición la proyección del video “El Greco. Pintor de lo invisible”, gentilmente cedido por la Fundación El Greco 2014 (Toledo).

La museografía, a cargo de Valeria Keller y Mariana Rodríguez (MNBA), plantea un diseño del espacio, un empleo de la luz, el color y la música que contextualizan las pinturas, estimulan el interés del visitante y ofrecen ámbitos propicios para la contemplación.

El catálogo que acompaña la exposición cuenta con la colaboración de varios investigadores. Juan Antonio García Castro, Director del Museo del Greco de Toledo, analiza la pieza proveniente de esa institución, Las lágrimas de San Pedro. Por su parte el Arq. Alberto Belluci, Director del Museo Nacional de Arte Decorativo, ahonda en las pinturas del Greco y de Mateo Cerezo que se presentan en esta ocasión. Este texto se completa con el de Graciela Razé y Mariana Astesiano, del Área de Conservación y Restauración del mismo museo. Andrea Peresan Martínez analiza la mirada de pintores e intelectuales de la generación del 98 que encontraron en el pintor un significativo referente.

El texto de María Florencia Galesio repasa la producción del artista y los estudios realizados sobre su obra en los últimos años, que han abierto nuevas vías de interpretación. Se completa con una sobre la historia de la colección de pintura española del MNBA y la suerte expositiva del óleo Jesús en el Huerto de los Olivos.

Los artículos del Área de Investigación del MNBA de Patricia V. Corsani, Paola Melgarejo y Pablo De Monte repasan la historia de las obras de la colección y del gusto imperante tanto en el ámbito estatal como en el coleccionismo privado, entre las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX, cuando en Buenos Aires se generó un movimiento importante de obras de la escuela española del siglo XVI y XVII que trazó su devenir expositivo en la institución.

Las entradas razonadas de las obras del siglo XVI y XVII se completan con los textos de Pablo De Monte y Silvana Varela, ambos investigadores del MNBA, que abordan la contemporaneidad de los temas trabajados por el Greco en las producciones de artistas argentinos actuales.

Mercedes de las Carreras, a cargo del Área Gestión de Colecciones del MNBA, presenta el trabajo de conservación de Jesús en el Huerto de los Olivos del Greco a su cargo. Asimismo se reproduce una selección del texto que Juan Corradini, quien estudió y restauró esta obra en los años cincuenta, en la Revista Ars en 1956. Una detallada cronología y selección bibliográfica, realizadas por Ana Inés Giese, completan este volumen.

La exposición puede visitarse hasta el 1 de marzo, con entrada libre y gratuita.

Horarios

Martes a viernes de 12.30 a 20.30.

Sábados y domingos de 9.30 a 20.30.