Casa Central de la Cultura Popular

El arte como herramienta de integración

La Casa de la Cultura de la Villa 21 Barracas abre al público la colección permanente de obras de más de 40 artistas de América Latina.

El arte como herramienta de integración

El miércoles 16 de octubre se inaugura "Artistas x la 21-Barracas". Se trata de una muestra integrada por más de 40 obras de artistas argentinos y latinoamericanos contemporáneos que se exhibe, con entrada libre y gratuita, de martes a domingos, de 15 a 19, en la Casa de la Cultura Villa 21 Barracas.

La colección está integrada por pinturas, esculturas, serigrafías, fotografías y objetos de Remo Bianchedi, Fermín Eguía, Sara Facio, Fernando Fazzolari, Alejandra Fenochio, León Ferrari, Carlos Gorriarena, Adriana Lestido, Marcos López, Ariel Mlynarzewicz, Adolfo Nigro, Marina Olmi, Nora Patrich, Res, Graciela Sacco, Daniel Santoro, Helen Zout, Mariano Sapia, Marcia Schvartz, Oscar Smoje, Elba Bairon y Fernando Coco Bedoya, entre otros creadores.

La curaduría de la exposición estuvo a cargo del equipo de la Casa Nacional del Bicentenario, encabezado por su directora Liliana Piñeiro.

La Casa de la Cultura Villa 21 Barracas, ubicada en Av. Iriarte 3500, Ciudad de Buenos Aires, funciona como sede de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, y se construyó a partir del trabajo conjunto entre ese organismo y organizaciones sociales y parroquiales, junto con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

El centro cultural, de 1.500 m², posee un auditorio con capacidad para trescientas personas y un amplio escenario para ofrecer conciertos y espectáculos teatrales, conferencias y mesas de debate. Además, el edificio dispone de un extenso hall de entrada destinado a exhibir muestras permanentes y temporarias; tres aulas equipadas para dictar talleres y organizar proyecciones; y un espacio multimedia de archivo y documentación.

Desde 2003, en la Argentina, el gobierno nacional ha impulsado la construcción de metros cuadrados destinados a la cultura más imponente en la historia del país. Hoy, en esta Casa, el objetivo prioritario de ampliar el acceso a la producción y el disfrute de bienes simbólicos, a través de un Estado presente y comprometido, encuentra una plataforma real para concretar el círculo virtuoso de la cultura.